Ventajas e inconvenientes de comprar o alquilar una vivienda

¿Comprar o alquilar? Esa es la gran pregunta a la que se enfrentan muchas familias, especialmente los jóvenes, en el momento de independizarse.

Pero la respuesta a esta pregunta no es fácil. Porque, si hablamos de capacidad económica, los datos reflejan que el 50% de las personas que optan por el alquiler tienen ingresos suficientes para hacer frente a una hipoteca.

Entonces, ¿por qué se decantan por el alquiler? La clave está en el ahorro.

Lo primero que tiene que tener en cuenta alguien que quiere adquirir su propia casa es el desembolso inicial. Es decir, hay que tener disponible el tanto por ciento del valor del inmueble que no financia el banco.

A este importe, debemos sumarle la parte correspondiente a los impuestos y gastos asociados a la compra, como notaría, registro y demás.

Aunque el banco financia un alto porcentaje del precio de una casa, la suma que hay que adelantar sin financiación hipotecaria es alta para muchas familias o jóvenes en edad de independizarse.

Entonces, a la hora de comprar o alquilar, ¿qué ventajas nos ofrece adquirir una vivienda en propiedad?

Pues, una vez más, el ahorro.

Según Eurostat, quienes tienen su piso en propiedad invierten menos en el pago de la hipoteca que aquellas personas que se han decidido por pagar un alquiler.

Por menos de lo que tienen que pagar a su casero, muchos inquilinos podrían tener su propio inmueble al cabo de 20 o 30 años. Por eso, a la larga, comprar tu propia casa supone un ahorro económico importante.

En ocasiones, después de dudar si comprar o alquilar, muchas personas se decantan por vivir en una casa arrendada durante un tiempo. Y esta decisión, con el pago de alquileres elevados, les dificulta aún más conseguir los ahorros necesarios para llegar a ser propietarios en un futuro.

Porque el desembolso mensual de una renta limita la capacidad de ahorro de las familias en gran medida.

Por eso, antes de dar el paso y decidir si comprar o alquilar, es importante valorar todos los pros y contras según los ahorros y la perspectiva de ingresos de cada persona. Esto, que parece algo obvio, no se estaba teniendo en cuenta en muchos casos en años anteriores.

Además, es importante comprobar si se puede optar a las ayudas para la compra de una vivienda.

Pero parece que algo se está moviendo en la tendencia del mercado inmobiliario, porque las cosas están cambiando.

 

¿Por qué hay un cambio de tendencia en 2021?

 

Muchas de las familias que han tenido que tomar la decisión de comprar o alquilar en este año 2021 han provocado un cambio de tendencia en el sector. Y es que el número de propietarios ha aumentado, mientras que los alquileres están disminuyendo.

¿Esto es un síntoma de cambio de mentalidad de la población? En nuestro país está muy arraigada la idea de que es mejor tener una vivienda en propiedad. Por eso, más que de un cambio de mentalidad, podríamos hablar de un afianzamiento.

Aunque, por otra parte, hay que tener en cuenta un dato importante: el 11,3% de los compradores de viviendas en España son extranjeros.

El Reino Unido es el país que atrae a más propietarios. El sol, nuestras playas, nuestra gastronomía y el turismo son reclamos fundamentales para los inversores inmobiliarios de países más o menos cercanos.

Habrá que ver si esta tendencia se mantiene o estamos ante un crecimiento puntual y limitado en el tiempo.

En cada caso, lo más recomendable es consultar a tu asesor inmobilario de confianza, siempre con la garantía GICA.