Según la última encuesta realizada entre los asociados de GICA, ha bajado ligeramente la atención a los clientes en el último mes, sin embargo hay más visitas. Eso significa que la clientela es cada vez de más calidad, es decir, que tienen intenciones y posibilidades de comprar una vivienda.

Se mantiene el tipo de atención, preferiblemente la telefónica, y también la inclinación por las viviendas con jardín de 3 dormitorios en su gran mayoría. Los precios también mantienen la misma tendencia, estancados y según un 30% de los encuestados, ha subido en un 10%.

Lo que sí es cierto es que se están cerrando más ventas, ya que el 70% de los encuestados manifiesta que se están firmando más contratos que en el mes anterior con respecto a las compraventas. Sin embargo, se mantiene la demanda y los precios de los alquileres.

Los precios tanto en venta como en alquiler se mantienen

Hemos querido sondear este mes la opinión de los asociados sobre la profesión y el 95% aboga por la creación de un registro público que establezca un control administrativo para el acceso a nuestra profesión y que en este caso, debería ser público, no de ámbito privado.

Asimismo, señala en casi un 50%, que la formación para acceder a este registro debería estar acreditada por asociaciones o federaciones inmobiliarias; el 25% que fuera un mínimo de Bachillerato, ESO o grados de Formación Profesional; un 20%  tener un Grado universitario; y un 4%  manifiesta considerar suficiente únicamente con la experiencia profesional.