¿Qué es un agente inmobiliario y por qué es importante su labor?

El agente inmobiliario es un experto en tramitaciones de compra y venta de viviendas y de todo tipo de inmuebles. Su función es ayudar en todo el proceso: desde la búsqueda de la vivienda o de los compradores, hasta la firma ante notario. 

Este perfil profesional pone a disposición del cliente toda su formación y experiencia, con el objetivo de que la adquisición o venta se desarrollen de un modo totalmente satisfactorio.

Y es que la terminología del sector puede resultar compleja para quien no tiene experiencia en la materia. Por eso mismo, si decides realizar una operación de este tipo sin contar con la ayuda de un agente inmobiliario, puedes incurrir en errores graves.

Descubre las ventajas de confiar en un agente inmobiliario

Comprar o vender un inmueble supone un desembolso importante, tanto para el comprador como para el vendedor. Por eso mismo, y por las responsabilidades que conlleva esta operación, es fundamental contar con un agente inmobiliario durante la operación

¿Por qué? Pues porque este profesional no solo conoce el sector y tiene la experiencia requerida, sino que también, es consciente de las obligaciones de cada una de las partes en este proceso. 

Por eso mismo, contar con un agente inmobiliario en cualquier operación de compra venta tiene las siguientes ventajas: 

  • La experiencia de un agente inmobiliario permite ajustar la búsqueda de los inmuebles a las necesidades personales y económicas del comprador.
  • Libera de tiempo y cargas mentales al comprador y al vendedor. Desde el proceso de búsqueda, pasando por todos los requisitos legales, hasta la finalización de la operación, ambas partes ven cómo la operación resulta mucho más sencilla al contar con un agente inmobiliario.
  • Garantiza que la operación se realice con total legalidad, ya que controla todos los aspectos necesarios para que se lleve a cabo de forma segura y sin complicaciones.
  • Evita la negociación directa entre el comprador y el vendedor. Para algunas personas, este tipo de situaciones pueden resultar incómodas. Especialmente si no están habituadas a llevar a cabo negociaciones comerciales. Por eso, contar con un agente inmobiliario, ahorra dificultades a ambas partes. 
  • El comprador y el vendedor viven el proceso con la tranquilidad de tener todas sus dudas resueltas. Porque un agente inmobiliario cualificado proporciona todas las respuestas a cualquier pregunta durante el proceso.
  • Para terminar, podemos afirmar que los contratos de compra venta se realizan con total fiabilidad. En este caso, tanto el comprador como el vendedor, ven protegidos sus intereses. Y es que la supervisión de un agente inmobiliario asegura que el trato es justo para todos. El profesional se ocupa de los aspectos legales de la operación, comprobando que no haya cláusulas abusivas en el contrato.

Está claro que contar con un agente inmobiliario es muy ventajoso, tanto para los compradores como para los vendedores. Por eso, desde GICA, te animamos a contar con un profesional cualificado a la hora de comprar o de vender tu vivienda, local o finca. Ponte en manos de alguien con conocimientos y experiencia en el sector. Esto hará que las operaciones sean sencillas y seguras para todos.